Publicado Por: Puerto Plata En Línea 23 enero 2015

Para algunos, la llamada arquitectura victoriana existente en el país está fundamentada en la tradición popular, diferente a la que se desarrolló en los Estados Unidos en el siglo XIX, en grandes residencias suburbanas con una riqueza formal y espacial muy distinta a la desarrollada en el Caribe.
 
Entre los múltiples atractivos que posee Puerto Plata destaca la singular arquitectura de su casco histórico, que entre otros tesoros patrimoniales exhibe un conjunto de pintorescas casas de techos inclinados, colores pasteles, amplios balcones y ricos detalles en madera labrada, que se han convertido en una atracción para los turistas y en motivo de orgullo para los puertoplateños.
 
 
La denominación de estas edificaciones como "casas victorianas" ha sido motivo de debate para profesionales de la arquitectura ligados a la historia y conservación de monumentos, algunos de los cuales plantean que ese estilo nunca formó parte de la arquitectura diseminada en el Caribe a finales del siglo XIX y principios del XX. 
 
 
 
Los arquitectos José Enrique Delmonte, Víctor Durán, Omar Rancier, César Al Martínez y Bienvenido Pantaleón, y el abogado Edwin Espinal Hernández expusieron distintos puntos de vista sobre el origen de este esquema arquitectónico que forma parte de la identidad de Puerto Plata. 
 
 
 
El debate se dio en el marco del coloquio "El patrimonio cultural de Puerto Plata: una pieza clave de la identidad en el Caribe", organizado por la Sociedad Cultural Renovación y la Fundación Erwin Walter Palm, con motivo del Día Nacional del Patrimonio. 
 
De acuerdo a Víctor Durán es confuso utilizar el término "victoriano" para una arquitectura que tiene su base en la tradición constructiva del Caribe y que recibió una carga de elementos decorativos realizados por artesanos de la madera a finales del siglo XIX provenientes de las otras islas del Caribe y del sur de los Estados Unidos. 
 
"Lo que llamamos ‘victoriano' en realidad es una arquitectura fundamentada en la tradición popular, diferente a la que se desarrolló en los Estados Unidos en el siglo XIX, en grandes residencias suburbanas con una riqueza formal y espacial muy distinta a la desarrollada en el Caribe", señaló Durán.
 
Sin embargo, Omar Rancier y César Al Martínez señalaron que el término ‘victoriano' es válido, porque los elementos decorativos y la técnica de elaboración de la madera forman parte del catálogo de obras que rigió la arquitectura burguesa del sur de los Estados Unidos en ese momento. 
 
"Esos detalles de madera en la arquitectura de Puerto Plata, que lo vemos en las barandas, los tragaluces, las ménsulas y o las ventanas, estaban incluidos en catálogos de construcción de casas de madera que sirvieron de modelo a los artesanos de la construcción del norte de la República Dominicana y que estuvieron en boga en gran parte de las Antillas", expuso Martínez, quien mostró imágenes inéditas para apoyar su posición. 
 
De su lado, Omar Rancier dijo que no le preocupa la utilización del término victoriano porque se ha convertido en la identidad de una "arquitectura dominicana que tiene suficientes elementos únicos que le dan sentido y la identifican frente a otros modelos diseminados en el país", y agregó que "prefiero, sin duda, que se le llame victoriano como es reconocido por los dominicanos y no imponer nuevos vocablos que son menos específicos y que desvinculan una arquitectura que el pueblo ya ha asumido como suya". 
 
José Enrique Delmonte, en tanto, reconoció en la arquitectura de Puerto Plata "un instrumento poderoso de la identidad de la región" y demandó que "la ciudadanía se apropie de la defensa de sus inmuebles que forman parte de la riqueza cultural de todo el Caribe". Reconoció el esfuerzo que durante años se ha hecho para crear conciencia de la necesidad de conservar los inmuebles históricos de Puerto Plata porque es trascendental para el desarrollo urbano y humano de la ciudad. 
 
Mientras que Edwin Espinal denunció la debilidad de las leyes dominicanas para proteger los inmuebles de actos lesivos a su integridad, y lamentó que muchos propietarios entiendan que tener un inmueble histórico es un problema y no una ventaja. "El Estado no ofrece los incentivos necesarios para la conservación de inmuebles patrimoniales y mucho menos garantiza una asistencia para cualquier acción en su beneficio", señaló Espinal.
El arquitecto Bienvenido Pantaleón puso el toque de nostalgia con la exposición de numerosas fotografías históricas de Puerto Plata, muchas de la cuales se mostraban al público por primera vez.

Estilo victoriano en Puerto Plata 
 
La arquitectura victoriana es uno de los estilos de construcción que surgieron a mediados del siglo XIX, en el reinado de Victoria I de Inglaterra, que se caracteriza por mezclar diferentes estilos arquitectónicos, sobre todo el gótico inglés.
 
En Puerto Plata, los historiadores señalan el año 1857 como el punto de partida para que se desarrollara este estilo en la ciudad, bajo la influencia de las inmigraciones inglesas, alemanas, italianas, francesas y de otros países europeos, la cual empezó después de la Guerra Restauradora y tuvo su apogeo a finales del siglo XIX e inicios del XX. Este estilo fue utilizado sobre todo en viviendas, pero también se utilizó y en edificios destinados a actividades sociales. 
 
 
 
Una característica de este estilo arquitectónico es la rica ornamentación utilizada en todas las construcciones, donde se destaca la madera entablada y labrada en forma artística. Se caracteriza además por sus múltiples extensiones en balcones, galerías, ventanas salientes, torres, y escalinatas de acceso al frente y en los laterales.
Otras características son los aguilones en el extremo de los techos, los dinteles, alfeizares, bordes de ventanas, la mezcla de dos colores de ladrillo y mosaicos, distintas sillerías y decoración en general de la fachada, el techado de zinc liso, y los festones con adornos de madera (gingerbread).

Reconocimientos
 
En la actividad, que tuvo lugar en la Sociedad Cultural Renovación de Puerto Plata, se reconoció a un grupo de ciudadanos que ha realizado intervenciones en inmuebles patrimoniales del Centro Histórico de Puerto Plata con el objetivo de preservarlos y resaltar sus valores. 
 
Fueron reconocidos Hugo López, por el rescate de Fantasía FM; la arquitecta Sarah García, por la Casa Museo Luperón; Stam Dohmen, por el hotel El Palacio; Antonio López y el ingeniero Guillermo Pérez, por la Casa Olivares; Aldo Costa y familia, por el Edificio Costa, y a Ramón Elías Ruiz y Roque De León, propietario y administrador de la Farmacia Popular, así como a los arquitectos encargados de la restauración de esta obra, Joel Cruz y Miguel Adam Torres.
 

Debate
 
Puerto Plata, reconocida como una de la ciudades costera más hermosa del país, fue diseñada en 1496 por los hermanos Cristóbal y Bartolomé Colón, y fundada en 1502 por Frey Nicolás de Ovando. Fue despoblada y destruida en 1605 por orden de Fernando III, y cien años después repoblada con familias procedentes de las Islas Canarias. Un incendio en 1863, durante la Guerra Restauradora, consumió sus edificaciones. La ciudad floreció posteriormente bajo la influencia de inmigrantes europeos, y adquirió las características arquitectónicas que hoy la distinguen, donde sobresale el estilo victoriano.

Buscador

Archivo del Blog

- Copyright © Puerto Plata En Línea | El Blog de Puerto Plata | Powered by Blogger -