Publicado Por: Puerto Plata En Línea 11 junio 2014

Cerca de cinco años les tomó a Oscar Taveras y Carlos Martínez recorrer los tres mil kilómetros que separan Puerto Plata de San Luis para juntarse en el mismo equipo de Grandes Ligas, algo que habían hecho anteriormente en diferentes niveles y lugares desde que eran niños.

Las carreras de Martínez y Taveras en el béisbol han corrido casi paralelas, tanto en RD como en EEUU.
Mientras crecían en Puerto Plata, famoso balneario en la costa atlántica de República Dominicana, Taveras y Martínez jugaron en los mismos solares baldíos. Entrenaron juntos cuando buscaban el sueño de ser profesionales y volvieron a reunirse en las fincas de los Cardenales y ahora finalmente en la cúspide del béisbol profesional. Además, el dúo pertenece al mismo club, Aguilas Cibaeñas, en la liga invernal de su país.

"Me siento muy contento por tenerlo aquí", dijo Martínez, un lanzador de 22 años en en su segunda temporada como miembro del bullpen de los Cardenales de San Luis.

"Es mi mejor amigo. Desde pequeño hemos estado juntos. Durante la temporada muerta, muchas veces él se queda el fin de semana en mi casa y luego yo me quedo en su casa. Compartimos como dos hermanos, siempre unidos, apoyándonos y dándonos consejos", dijo Martínez sobre Taveras.

Taveras, un jardinero que cumplirá 22 años la próxima semana, debutó en Grandes Ligas hace dos semanas, después de pasarse dos meses golpeando sin misericordia a los lanzadores de AAA. El gran bateador zurdo comenzó el año sembrado como prospecto #1 de los Cardenales y el #3 de todo el béisbol. 

"Me ha facilitado las cosas tener a Carlos aquí. Me ha ayudado a entender las reglas. Me siento como en casa", dijo Taveras, quien bateó un jonrón en su segundo turno con los Cardenales.
Aunque tienen rutinas y obligaciones diferentes, Taveras y Martínez suelen pasar mucho tiempo juntos, antes, durante y después de los partidos.

Básicamente es lo mismo que han hecho por la mayor parte de la última década.

"Yo crecí en Sosúa, en la playa, a 10 minutos de Puerto Plata, donde vivía Carlos. Pero jugábamos en los mismos torneos de pequeñas ligas y luego cuando crecíamos, entrenábamos juntos para buscar quien nos firmara. El era torpedero y yo jardinero", dijo Taveras.

Pese a que Martínez es nueve meses mayor que Taveras, fue el más joven el primero en firmar con los Cardenales, por un bono de $145 mil dólares en julio del 2008, cuando fue elegible por tener 16 años de edad.

Martínez, un huérfano de padre y madre criado por su abuela materna y un tío, primero fue fichado por los 
Medias Rojas de Boston en febrero del 2009 -- por un bono reportado de $140 mil dólares --, pero el contrato fue rechazado por la oficina del comisionado por dudas en la identidad real del chico llamado "Carlos Matías". "El Tsunami" fue suspendido mientras se investigaba la situación.

Finalmente, los investigadores del béisbol descubrieron que Martínez usaba el apellido del tío que lo declaró ante la ausencia de ambos padres y luego de resuelto el asunto se le declaró agente libre. San Luis entonces procedió a firmar a Martínez por $1,5 millones de dólares.

Superado el trance, Martínez y Taveras finalmente se reencontraron, ahora como profesionales, en la academia de los Cardenales en República Dominicana. Posteriormente jugaron juntos en la Clase A de Quad Cities (2011), en la AA de Springfield (2012) y la AAA de Memphis (2013). Se juntaron en San Luis el pasado 31 de mayo.

"Me siento súper contento de estar aquí, junto a personas que quiero como Carlos Martínez, [Johnny] Peralta y Yadier [Molina]", dijo Taveras. "Nos conocemos desde hace mucho tiempo. Entrenábamos juntos antes de firmar y lo hacemos cada invierno. Siempre estamos uno cerca del otro", dijo Taveras.

"Siempre me ha escuchado como un hermano mayor", dijo Martínez.

Ahora, la meta de Taveras y Martínez es tratar de mantenerse juntos por mucho tiempo en el roster de los Cardenales. Taveras es un bateador de .321 en 423 partidos de ligas menores, pero apenas de .194 (39-7) en sus primeros 10 juegos en Grandes Ligas. Martínez, quien tuvo efectividad de 2.69 en 327 innings en las menores, tiene 4.67 en sus primeros 62 episodios en la gran carpa.

"Lo más importante es que no tengo molestias en mi tobillo y me estoy adaptando rápido, estoy jugando al ciento por ciento en el campo", dijo Taveras, quien tiene dos extrabases en sus primeros 36 turnos oficiales al bate.

"Estoy haciendo lo mejor posible, como relevo corto y largo. Espero tener la oportunidad de abrir", dijo Martínez, quien ha sido abridor por la mayor parte de su carrera. "Me dijeron que algún día me darán la oportunidad de abrir", dijo agregó.

Taveras y Martínez podrían juntarse en la pelota dominicana por primera vez el próximo invierno. El jardinero jugó con las Aguilas en la temporada 2012-13, pero por una lesión de tobillo se perdió el torneo pasado, cuando debutó Martínez.

"Si San Luis nos deja jugar en invierno, será maravilloso", dijo Martínez. "La gente está bien contenta por nosotros en Puerto Plata y que juguemos pelota invernal sería grandioso para nosotros y para nuestros compueblanos", agregó.

Por: Enrique Rojas | ESPNDeportes.com

Buscador

Ofertas de Empleos

Ofertas de Empleos
Empleos en Dominicana

Archivo del Blog

- Copyright © Puerto Plata En Línea | El Blog de Puerto Plata | Powered by Blogger -