Publicado Por: Kelvin Almeida 01 mayo 2011

Era el 4 de mayo de 1984, y el papa Juan Pablo II visitaba la isla coreana de Sorok, una antigua colonia para leprosos donde varios cientos de personas que padecían el mal recibían tratamiento. Arturo Mari estaba ahí, como en todos los viajes del pontífice, testigo mudo de cada audiencia, misa, viaje de vacaciones o cena, pública o privada. Como fotógrafo personal del Papa, Mari tuvo acceso casi irrestricto a Juan Pablo durante los 27 años de su pontificado, y su veredicto ante la inminente beatificación no refleja la menor duda: era un santo en vida.

El protocolo ese día de 1984 indicaba que Juan Pablo II debía entrar al pabellón en Sorok donde estaban reunidos los pacientes, darles un breve discurso sobre el significado del sufrimiento y partir. Pero después de contemplar la escena, Juan Pablo apartó a un cardenal que trataba de apurar las cosas y se puso a trabajar. “Los tocó, acarició y besó a cada uno”', dijo Mari. “800 leprosos, uno por uno. ¡Uno por uno”.

Ese es apenas uno de los testimonios acerca de Juan Pablo II, quien hoy será beatificado por su sucesor Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro. Así otorgará la confirmación de la Iglesia católica a lo que Mari y millones de fieles creen desde hace muchos años: que Karol Wojtyla llevó una vida de santidad y merece uno de los honores más altos de su Iglesia.

La beatificación es el último paso importante antes de ser declarado santo, y Juan Pablo llega a esa meta en tiempo récord, apenas seis años después de su muerte acaecida el 2 de abril de 2005. Benedicto XVI aceleró el proceso al iniciar la causa inmediatamente en lugar de esperar cinco años como es habitual.

Los biógrafos y voceros de Juan Pablo han destacado, entre otros aspectos de su vida, los 129 países que visitó y los 1,16 millones de kilómetros que recorrió, el equivalente de 29 veces la vuelta al mundo.

Mari destacó un viaje memorable a Sudán en 1993, cuando Juan Pablo II regañó públicamente al presidente Omar Hassan el-Bashir por no proteger a la minoría cristiana.

En la audiencia privada, un Juan Pablo visiblemente furioso le levantó la mano a el-Bashir y le dijo que era un “criminal” y sería juzgado por Dios.

Una de las últimas fotografías tomadas por Mari a Juan Pablo II lo muestra en su capilla privada, aferrando un crucifijo mientras contempla por televisión la procesión del Viernes Santo, demasiado enfermo para participar de la recordación de la muerte de Jesús frente al Coliseo romano. Es una imagen desgarradora, de un Papa consciente de la cercanía de la muerte, con la frente apretada contra la cruz mientras reza.

Viajero

Juan Pablo II fue el primer Papa en voltear la mirada con intensidad hacia una América Latina que siempre lo recibió con júbilo y aún lo recuerda con entusiasmo, pero que no ha sido capaz de mantener ni incrementar el número de fieles católicos.

Dedicó a la región cerca de una quinta parte de los 104 viajes que realizó alrededor del mundo. Karol Wojtyla comenzó su largo periplo como Papa en 1979, con un viaje precisamente a América Latina y que lo llevó inicialmente a la República Dominicana, México y Bahamas.

Y aunque Pablo VI había sido el primer Papa en viajar a la región para participar en la Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Medellín, Colombia, en 1968, Juan Pablo II fue quien le dio la máxima importancia al visitarla en 18 ocasiones, durante las cuales recorrió 26 países, varios de ellos en más de una ocasión (Venezuela).

Fue crítico ante situaciones sociales y políticas en la región. Denunció la pobreza y la marginación que afectaba a la población, además de que censuró a los gobiernos autoritarios, como el de Jean-Claude Duvalier en Haití, Augusto Pinochet en Chile y Alfredo Stroessner en Paraguay, aunque se le fotografió junto al dictador chileno Pinochet en 1987, como -trascendió- calificó un engaño que lo enfureció.
Realizó en 1998 una histórica visita a Cuba, donde pidió al régimen de Fidel Castro que liberara a los presos políticos.
En el área social, condenó el aborto, la eutanasia y el uso de métodos anticonceptivos.
Testimonio

El milagro que lleva a Wojtyla a los altares es la curación inexplicable para la ciencia de la monja francesa Marie Simon Pierre, de 51 años, que padecía Parkinson desde 2001, la misma enfermedad que Juan Pablo II.
Una muestra de sangre tomada a Juan Pablo II cuando se le hospitalizó por última vez será utilizada como reliquia oficial de veneración.
Paso a paso

Hijo de un obrero y oficial del Ejército polaco, Karol Wojtyla nació en Wadowice (Polonia) el 18 de mayo de 1920.

A los 22 años inició la carrera eclesiástica y fue ordenado sacerdote en 1946. Se doctoró en Teología en Roma con la tesis "El acto de fe en la doctrina de San Juan de la Cruz", lo que lo llevó a aprender español.

Participó en el Concilio Vaticano II, en 1962 fue nombrado arzobispo de Cracovia y en mayo de 1967 fue elevado a cardenal, por Pablo VI.

Tras la muerte repentina de Juan Pablo I, el 16 de octubre de 1978, fue elegido Papa, y es el primer Pontífice no italiano desde Adriano VI, cuatro siglos y medio antes (1522). Tenía 58 años. Muchos, al escuchar su nombre, pensaron que era negro.

Fue el 264 sucesor del apóstol Pedro, el sexto jefe del Estado Vaticano. Su pontificado duró casi 27 años, el tercero más largo de la historia. En ese lapso, Juan Pablo "El Grande", como se le conoce, defendió a capa y espada a la familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, así como la moral, en concreto la sexual.

Se ganó a los fieles al romper el protocolo de la primera bendición papal y presentarse ante los romanos con la frase: "Se mi sbaglio, mi corrigerete" ("Corregidme si me equivoco").

Imploró la paz para el mundo, pidió perdón público por los daños causados por los cristianos a lo largo de los siglos y puso su confianza en los jóvenes, a los que llamaba "centinelas del futuro".

Criticó duramente la globalización y pidió a los países ricos que perdonaran la deuda externa de los en vías de desarrollo. Falleció el 2 de abril de 2005, en Roma (Italia).

Fuente: http://eltiempo.com.ve/mundo/religion/juan-pablo-ii-vivio-como-un-santo/20064

Buscador

Ofertas de Empleos

Ofertas de Empleos
Empleos en Dominicana

Archivo del Blog

- Copyright © Puerto Plata En Línea | El Blog de Puerto Plata | Powered by Blogger -