Publicado Por: Puerto Plata En Línea 11 febrero 2014


República Dominicana ha sido identificada como uno de los territorios que serán más afectados por el cambio climático. Este fenómeno es definido por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables”.
El Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), creado por la ONU en 1988, en su informemás reciente sostiene que los cambios observados desde 1950 en todo el sistema climático no tienen precedentes en los últimos decenios, y plantea que “conforme se vaya calentando la Tierra, prevemos que las actuales regiones húmedas recibirán mayores precipitaciones y las regiones secas, menos, si bien con excepciones”.
¿Qué ha estado haciendo la humanidad para alterar el equilibrio climático de la Tierra? El cambio en la temperatura es atribuido al consumo acelerado de combustibles de origen fósil, como el petróleo, los que emiten grandes cantidades de dióxido de carbono. Las principales economías del mundo, entre las que se encuentran Estados Unidos, Rusia, Alemania, Japón, y más recientemente China e India, entre otras, son las que más contribuyen a elevar las temperaturas del planeta, mientras que economías como la de República Dominicana, corren un grave peligro.
La octava edición del Índice de Riesgo Climático Global, correspondiente a 2012, ubica al país en el décimo lugar, a nivel mundial, entre los países más vulnerables a eventos climáticos extremos, como huracanes, tormentas e inundaciones.
Uno de los efectos más dramáticos del cambio climático es el aumento del nivel del mar, debido a que el incremento de la temperatura provoca el derretimiento de glaciares y los casquetes polares.En el informe “El estado del clima mundial 2001-2010. Un decenio de fenómenos climáticos extremos”, de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), se indica que el indicado período ha sido el más caluroso, calor que ha sido acompañado por una rápida disminución del hielo marino del Ártico y una aceleración de la pérdida de la masa neta de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia y de los glaciares del mundo.
La OMM afirma que “el nivel del mar seguirá aumentando debido a la fusión de los casquetes de hielo y los glaciares. Más del 90% del calor adicional que generamos a partir de los gases de efecto invernadero es absorbido por los océanos que, en consecuencia, seguirán calentándose y expandiéndose durante cientos de años”.Teniendo la economía dominicanauna alta dependencia de la actividad turística, y pronosticándose que debido al incremento del nivel del mar se perderán territorios costeros, el impacto en este sector se vaticina devastador.
En un estudio, titulado “Puntos críticos para la vulnerabilidad a la variabilidad y al cambio climático en la República Dominicana y su adaptación al mismo”, se indica que al 2020 se proyecta un incremento en el nivel del mar de hasta en 14 centímetros, en 2050 de hasta en 47 centímetros, y en 2100, de hasta en 106 centímetros. En cuanto a la temperatura local, se proyecta que a 2100 se habrá incrementado en 3.5 grados centígrados.
Se indica, además, que en 2050 las lluvias se podrían reducir en un 23 por ciento, y que en 2100 esa disminución podría incrementarse a 57 por ciento, por lo que la tendencia es hacia un clima más seco. El estudio citado fue elaborado para el Programa para la Protección Ambiental de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID-TNC) y el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral (IDDI).
Más sobre el estudio
En esta investigación se analizó la vulnerabilidad al cambio climático del territorio en los sectores agricultura, recursos hídricos, asentamientos humanos, energía, sistema nacional de áreas protegidas y turismo. Los resultados revelan queen las provincias Elías Piña, Independencia, Pedernales y El Seibo es donde la producción de alimentos está más expuesta a ser dañada por los efectos de sequía producto del cambio climático por ser áreas muy secascon cultivos en pendiente elevada y su la baja capacidad de adaptación, tanto en términos de bajo desarrollo humano de las poblaciones como de carencia de sistemas que garanticen una respuesta a la ocurrencia de fenómenos de sequía. 
Frente a las inundaciones, el sector agrícola resultó más vulnerable en las áreas ocupadas por las cuencas bajas de los ríos Yaque del Norte, Yaque del Sur, Yuna y Ozama. En términos provinciales, Montecristi, Valverde, San Juan, Barahona, Bahoruco, Duarte, Azua, Peravia, Monte Plata y María Trinidad Sánchez se evidenciaron como las más críticas. 
En relación a la disponibilidad de recursos hídricos, Monte Cristi, Valverde, Bahoruco, La Altagracia Barahona, Peravia, San Pedro de Macorís, La Romana, El Seibo y el Distrito Nacional presentaron una vulnerabilidad que osciló de alta a muy alta. El informe indica que en esas provincias existe una gran población que no cuenta con acceso a suministro de agua potable dentro de la vivienda.
Respecto a la vulnerabilidad que presentan las poblaciones,trece provincias son altamente vulnerables al cambio climático y a la variabilidad del clima: Santiago, Valverde, Bahoruco, Azua, Barahona y Peravia evidenciaron una situación crítica, seguidas por Puerto Plata, La Vega, Espaillat, La Altagracia, Monte Plata, Santo Domingo, Duarte y María Trinidad Sánchez.
El referido informe indica que el cambio climático también afectará las áreas protegidas. Los más altos niveles de vulnerabilidad se encuentran en las zonas costeras, influyendo la presión que generan las actividades turísticas. Las más expuestas son Montecristi y Valverde en el noroeste, Hermanas Mirabal en el norte, Pedernales y Barahona en el suroeste, y La Altagracia en el este.
Respecto al sector turismo, las provincias más vulnerables son las costeras con máscapacidad habitacional, entre ellas La Altagracia, San Pedro de Macorís, Distrito Nacional y Puerto Plata, seguidas por Sánchez Ramírez, Samaná, Barahona, Santo Domingo y San Cristóbal. El principal factor crítico en la determinación de la vulnerabilidad resultó ser el modelo turístico predominante en el país.
En términos geográficos, el suroeste presenta la más alta vulnerabilidad al cambio climático. Cuatro de sus provincias fueron catalogadas con niveles muy altos de exposición: Pedernales, Bahoruco, Barahona y Elías Piña, seguidas por El Seibo, Santo Domingo, La Altagracia, San Pedro de Macorís, Monte Plata, Peravia, Monte Cristi y Valverde. Las demás provincias presentan grados intermedios de vulnerabilidad, siendo las menos vulnerables Samaná, Duarte, La Vega y San José de Ocoa.
Para aumentar la resiliencia
Para enfrentar la vulnerabilidad del país al cambio climático, en este estudio se propone crear capacidades para elevar el nivel de conciencia de la población sobre los riesgos a los que se expone, fortalecer su capacidad para implementar medidas de reducción de vulnerabilidad y respuesta frente a emergencia y zonificar el territorio en función de los riesgos ligados a los principales eventos de peligrosidad climática.
También, desarrollar e implementar planes de ordenamiento territorial a diferente escala, implementar un Sistema de Alerta Temprana, mejorando las capacidades de previsión de eventos climáticos y mejorar la infraestructura vial y el sistema de alcantarillado.
Otras recomendaciones son implementar planes de gestión integrada de los residuos sólidos urbanos a diferentes escalas y aplicar medidas de manejo integral de las cuencas hidrográficas.
Finalmente, fomentar la creación de una base de datos territoriales de libre acceso, bajo la supervisión de un organismo del estado.
Fuente: http://www.diariodigital.com.do/articulo.php?id=33761

Buscador

Archivo del Blog

- Copyright © Puerto Plata En Línea | El Blog de Puerto Plata | Powered by Blogger -